domingo, 5 de diciembre de 2010

Mírame


A pesar de esas putas actitudes que no dicen nada, me consuela saber que todavía hay personas que lo dicen todo con una sola mirada. Cómo no encantarse con pupilas profundas, elocuentes, amigas, que por sí mismas, son un monólogo subversivo y sencillo, como una pancarta revolucionaria que reclama el derecho a mirarse de frente. Mírame, mírame que de esta callada protesta yo también soy militante.

2 comentarios:

Hernán Dardes dijo...

Comparto el consuelo y me sumo a la causa. Bello texto :-)

El viejo bahúl dijo...

Muy bonito texto :) Miradas que lo dicen todo... besitos