lunes, 9 de junio de 2014

Incomprendida



Me he dado cuenta que el mundo sigue las citas ostentosamente. Las reescribe, las evoca, las plantea como una educación social y cultural, ¿y si uno no tiene citas que le identifiquen? ¿Si no hay pensamientos ajenos que definan el propio pensamiento? ¿Navega a la deriva en el universo de los personajes incomprendidos sin remedio? ¿Es el mundo una línea recta a la cual seguir? ¿Es el mundo una dinámica que si  no la sigues eres un marciano de mierda discriminado por Dios y los demás? ¿Qué pasa si uno escribe sin novela o cuento de por medio? ¿Qué pasa si la inspiración ya no me acompaña y soy un invitado solitario en esta gran fiesta de escritores consagrados? ¿He de temer?

3 comentarios:

Juan M S dijo...

"Ai anderstan yu", querida Andrómeda, pero también te digo que mejor ser incomprendida que previsible. Y en eso está tu valor.
Un beso
JM

AnDRóMeDa dijo...

Gracias por pasar a leerme, JuanMa. Te mando un abrazo grande.

Luis Perez dijo...

Es dificil expresar por lo que somos particulares, es incomodo explicar quien es uno, y tener ideas propias que no se amoldan a las de los demas y pueden ser sujeto de prejuicio. Mas dificl es aun que los demas logren aprobar lo que es uno por lo que tiene dentro. Pero finalmente todos estamos buscando esa aprobacion por lo que somos. Opino que es mas facil aprobar que esperar a ser aprobado.