lunes, 12 de agosto de 2013

Fuga



Había dejado las ventanas abiertas y algunas fotos de su muralla habían escapado. Tanto que las trató de retener allí, orgullosas, brillantes, fieles, que en un solo descuido se filtraron fuera de su vida como agua en un canal. Tal vez se sentían prisioneras, tal vez no eran felices inmortalizando momentos pasados y decidieron emprender su rumbo hacia otros mucho más importantes, más significativos. La joven miró los espacios vacíos que quedaron en su muro un buen rato sintiéndolos como agujeros en su propio pecho. Sintió frío, sintió un hielo muy similar al del sol de agosto sobre su cabeza y se abrigó con un suéter color invierno. Se preguntó si alguna vez esas fotografías volverían a ella, si encontrarían el camino de regreso… sin embargo, una nueva pregunta le disparó en la sien esparciendo sus convicciones por la habitación, ¿Quería realmente que volvieran? - La respuesta negativa que brotó de sus entrañas, la llevó a levantar el mentón, comprar cuadros de Guns N Roses y colgarlos como sustitutos. Juntó las ventanas sin olvidar cerrarlas por dentro.

2 comentarios:

Juan manuel S dijo...

Hace unos años perdí todas las fotos que tenía en formato digital, y sentí rabia; mi madre guarda fotos antiguas en papel, y amenaza con difundirlas para darme más rabia aún. Mi memoria es más fuerte.
Un beso
Juan M

AnDRóMeDa dijo...

Gracias, Juan Manuel por tu comentario. Me da gusto saber que tu memoria rescate esos hermosos momentos significativos para ti. No muchos hacen eso.
Un beso!