jueves, 5 de febrero de 2015

Pacto terminado



-¡Corre!- me gritó el Rulo- ¡Corre que nos están matando!

Y así era. Tres de los nuestros estaban tiesos sobre la hierba, ojos vacíos, lenguas afuera. Resonaban fuerte los disparos y dejaban cierto eco molesto en el ambiente. A veces era un martirio tener tan buen oído así que agaché mis orejas. No me gustaba ese sonido, lo odiaba tanto como el crujido de mi estómago cuando tengo hambre. Miré hacia el origen del bullicio y vi al Cojo, mi amigo, escapando a todo lo que daban sus tres patas y media. El humano iba detrás de él con un arma y apuntaba a lo loco. No entendía por qué la violencia, no estábamos haciendo nada malo, sólo pasábamos por ahí, oliendo y buscando qué echarnos al buche. Ya ni recuerdo cuándo fue la última vez que comí. Creo que sí, fue cuando la persona que me alimentaba me dejó aquí y luego se fue. No la volví a ver. Esa noche aullé esperando que me escuchara, que regresara por mí y nada. De eso han pasado muchos soles. Yo creo que por eso el Rulo no permite que los humanos lo toquen. No confía en ellos. Yo, en realidad, les tengo rabia. De repente, le dieron al Cojo y cayó de hocico a la tierra. Tieso también, con la cola quieta. No pude hacer nada. Solté un gemido, al humano no le importó y fue tras de mí. Si no quería que cagáramos en su pasto sólo debió pedirlo. Pudimos llevarnos bien. Escapé entre los árboles con el Rulo, corrimos tropezando con las piedras puntiagudas que nos lastimaban las patas. Nos detuvimos un momento y el olor a muerte y maldad me hizo vomitar.

-¿Qué hacemos ahora?- le pregunté al Rulo.

-Aullar, que todos se enteren que el pacto de “mejores amigos” acaba de terminar.


Dedicado a la absurda aprobación de la Ley de caza de perros en Chile

3 comentarios:

Juan M Sánchez dijo...

He vuelto, Andrómeda, tras mucho tiempo. Me perdí en cosas de libros, de uno que escribí, pero ya estoy para leerte.
Un saludo
JM

AnDRóMeDa dijo...

Hola JuanMa,
Qué bueno que escribías. Podrías enviarme algún dato de tu novela para leerte.
Un abrazo.

Juan M Sánchez dijo...

Si me mandas un mensaje a esta dirección, jmsanchezmoreno@educa.madrid.org tomo la tuya y te envío una sorpresa literaria.
Un saludo
JM