sábado, 2 de agosto de 2014

Tierra de nadie


¿Qué mierda hacía? Lanzar palabras a un espacio oscuro donde el abismo es insondable e inútil.
¿Qué mierda esperaba? Cosas que jamás pasarían y le sumarían sólo canas y arrugas en la cara.
¿Qué mierda pasaba? Nada. Por su mente no pasaba absolutamente nada. Silbidos de viento y pegajoso silencio. 
De esas guerras memorables donde las ideas se superponían y los mundos convergían en un resultado bizarro y atractivo ya nada quedaba, sólo desierto, árido y seco donde tormentas de arena sólo aportaban más y más confusiones. Su camino torcido se perdía en una nube de polvo dejándola sin destino ni objetivo alguno. Si su mente tuviera una señal indicaría alguna ruta al azar justo en medio de una tierra de nadie.


5 comentarios:

Juan M S dijo...

A veces pisar tierra de nadie, con rutas de nadie y sin tiempo de nadie no hace libres, es decir esclavos de nosotros mismos.
Me gusta pasar por aquí, Andrómeda. deberías seguir enviando relatos a la dirección que te mandé www.estanochetecuento.com
Un saludo
JM

AnDRóMeDa dijo...

Gracias JuanMa, no he enviado escrito a la dirección que me dices porque ultimamente no me he encontrado muy buena escritora. Si no fuera por ti, este blog estaría en cero.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Si te apetece compartir tus relatos pásate por aquí
http://280ypunto.blogspot.com.es/
Un saludo

Luis Perez dijo...

Pareciera como si buscaras una motivacion o norte perdidos. Ya vendran tiempos mejores y con eso la inspiracion.

Macarena salas salas dijo...

Que lindoooo a mi me encanta =) soy la niña de la cafeteria jajja la que le dijo que le escribió el mensaje en Facebook me metí a mirarlo y me gusta lo que hace .