miércoles, 9 de septiembre de 2009

Como un bandido


La noche se tragaba la habitación de manera imperante y sólo distinguía el brillo de tu piel como escamas de sirena traviesa. Me sentí un alpinista de tu cuerpo con esa luna colgando a lo lejos. Me derramé sobre ti creyéndome lluvia que poco a poco se transformaba en tormenta. Generosa, acaparadora. Te oí gemir reconociendo los acordes arrancados por mi lengua y sonreí feliz. Todavía quedaba noche, todavía se oían los grillos en la maleza. Me perdí entre las capas de tu vestido blanco que apartaba casi a manotazos, montañas interminables de género suave reposaba entre nosotros igual que espuma. Reímos. Me dejaste derrumbar obstáculos como un quijote contra los molinos y resollé al encontrar finalmente mi premio. Que me busquen, que me flagelen, que me cuelguen de una viga por el pecado cometido. Que me azoten por invadirte con propiedad amándote por sobre mi nombre, mi decencia, mi entereza. Miré tu rostro de novia complacida, de novia perdida, y me tapaste la boca con la tuya. No había nada qué decir, tampoco nadie debía escuchar. Ni siquiera era nuestra noche de bodas... ni siquiera fue nuestra boda sino que la tuya... y muy pronto he de marchar.

8 comentarios:

Andrea dijo...

Un texto travieso Andro, me gusta. La adrenalina le da otro sabor a las relaciones prohibidas. Impecable la narración, como siempre. Un abrazo guapa!

Anónimo dijo...

ufffffffff....Que buen Detalle... jejejeje...buen texto pequeña Isabel...La adrenalina le da el toque a la relaciòn....

cuidate un abrazo...
TAKE CARE.
Tu amigo anònimo..

AnDRóMeDa dijo...

Andrea,
Gracias mi niña por tus palabras. Las relaciones prohibidas siempre llaman la atención y fomentan las historias. Te mando un beso enorme y nos estaremos leyendo ;)
Cuidate!

Amigo,
Gracias por pasar por aquí. En el detalle está la gracia, no? jejeje, siempre he preferido dejar una sorpresita para el final.
Un abrazo!

Anónimo dijo...

Uhh intenso!! yeah, me encanta, vaya sorpresa ¡¿no?! creo que te lo he repetido tanto que ya no te ha de decir mucho, así que trataré de hacerlo mejor esta vez:

Ya quisiera un escritor entrelazar palabras con la fineza, y perfección que lo haces tu Andrómeda Black.
Alucinante!! es asombroso e inspirador. ^^

Un beso, sigue!!

p.d. Ya esta lista la página:
www.aphh.mex.tl
te veo allá xD

Gaby!

MARUCITA dijo...

Hola Andrómeda, soy de Mar del plata, Argentina, descubrí tu blog porque soy fanática de la loca de mierda y me llamaron la atención tus comentarios en su blog.
Escribís muy bien, no se por qué, siento algo parecido a la tristeza después de leerte.. la melancolía es el sentimiento más potable que tenemos.
Yo también escribo, por supuesto,no poseo tu talento,pero te invito a que te pases por mi blog. Demás está decir que espero nuevos escritos.
Abrazo Argentino, y un mate..

AnDRóMeDa dijo...

Marucita,
Gracias x tus palabras, mi niña. Un gusto tenerte por estos lados y te aseguro que pasaré por tu blog para conocer tus creaciones, ok? Te mando un beso desde el otro lado de la cordillera ;)
Cuidate mucho!

AnDRóMeDa dijo...

Gaby, siempre presente, gracias por eso. T mando un abrazo a distancia y estaremos leyendonos, hay mucho que escribir todavía ;)
Cuenta conmigo!

H.Hr dijo...

Lo amé. Simplemente.

Adoro la perfección con la que describes cada cosa que sucede mientras los personajes se ocupan de hacer lo suyo jeje.

excelente, sin duda!