lunes, 6 de abril de 2009

6 de abril




Dedicada a mi mejor amiga Claudia en el día de su cumpleaños





Las hojas cambian de color de una forma distinta este día. Sólo hay que recordar que es 6 de abril para que incluso la gente alrededor sonría más intensamente. Muchas veces me lo pregunté antes de responderme. No entendía el dorado especial con el cual se vestía el sol e iniciaba la mañana, no entendía el aroma singular del rocío en la hierba ni las partículas de agua que me lavaban el rostro al salir temprano de casa. Siempre el 6 de abril llegaba con algo mágico, algo indescriptible volando en el aire como pura fantasía. La contestación a mi inquietud sobre su belleza no llegaría sino hasta conocer a quien le pertenece esta fecha: una princesa de cuentos de gran gallardía colgada al cuello. Aquella princesa es real, tan tangible como la arena, tan impulsiva como el mar. Ella es mi amiga, mi heroína, mi rescate y rescatada, mi valiente y asustada.




El 6 de abril todo el bosque está de fiesta. Las brujas dejan sus calderos para salir sobre sus escobas en pleno vuelo, los magos decoran el cielo con la gloria colorida de sus hechizos, las hadas aparecen entre las flores y cubren todo de plata al agitar sus alas, y los revoltosos duendes abandonan sus refugios celebrando a esta princesa inmortal sin verdadera edad. Aplaudo la música del flautista que vino a verla, enamorado, le aplaudo sus intentos por maravillarla mientras que ella sentada bajo un árbol, ríe melodiosamente antes de soplar sus años del pastel adornado. La princesa pide un deseo y yo pido mil más a su favor. Me agradece con esa humildad imposible y yo, como leal servidora, tomo mi guitarra para cantarle una canción o tal vez dos. Sí, el 6 de abril todo el bosque está de fiesta.

3 comentarios:

sogac dijo...

xD que padre te quedo Andro!!
Felicidades Claudia

AnDRoMeDa dijo...

Gracias, Gaby!
Le daré tus saludos, te lo puedo asegurar ;)

Un beso para ti!

sogac dijo...

Gracias Andro ^^